Intervención número 102 en el FSJ

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

El 30 de diciembre de 2020 los Amigos del Fortín San Jerónimo realizamos la intervención número 102.Durante esas semanas de Navidad aprovechamos para estar en lo posible con nuestros familiares y renovar energías visitando nuevos rincones de Puerto Rico. Entre las fechas especiales sacamos días para que Rafael (Códoba, ESP) y Manuel (Huelva, ESP) se reúnan virtualmente con posibles colaboradores internacionales que nos ayuden a dar forma a la solicitud de ayudas a OECH-SHPO. También, Felo (Manatí, PR) prosigue con sus labores administrativas y Valerie (San Lorenzo, PR) logra obtener la copia del libro “Protegiendo la Capital”, de José E. Marull publicado por OECH-SHPO, que formará parte de la biblioteca del fortín. E Ismael (Naranjito, PR) logra comprar los materiales y viandas para los voluntarios que este viernes lograremos dar un paso muy especial. Y el Viernes de Voluntariado llegó Carmen (Miramar, PR), una voluntaria que dará que hablar ya que da comienzo a una nueva etapa en la que creceremos en nuestras acciones de voluntariado. Además tenemos visitas muy especiales, como la de Bill (Brooklyn, US), marido de Lucy (Mayaüez, PR), que se coordinan perfectamente rematar los detalles de la caseta exterior del fortín. Manolo (Barranquita, PR) repasa las instalaciones eléctricas del fortín, y acto se guido se pone a medir con Ismael las planchas de PVC adquiridas gracias a las donaciones de los visitantes y que tras ser pintadas por Carmen, pasan a ser instaladas por Ismael, Manolo y Manuel en la cara sur del puente para tapar las tuberías y desagües que estaban a descubierto desde su instalación en 2013. Un trabajo laborioso, bajo el sol y con los pies en el agua que se realiza con muchas ganas por ver al fin tapadas las tuberías del puente.El almuerzo reúne, con la distancia oportuna, a toda la familia de voluntarios que en esa jornada la conformaban: Bill, Lucy, Carmen, Charo, Miguel, Alfonso K., Manolo, Ismael, Rafa y Manuel. Y tras la comida, marchamos al polvorín para empezar el proyecto de reinstalación de las puertas, el estudio del sistema de alumbrado y comienza a tomar forma la lista de todo lo necesario para comenzar a mejorar otra de las joyas históricas del patrimonio edificado puertorriqueño: el Polvorín de San Jerónimo.